Equipo Pinar del Rio Equipo Industriales Equipo Artemisa Equipo Mayabeque Equipo Isla de la Juventud Equipo Matanzas Equipo Cienfuegos Equipo Villa Clara Equipo Santi Spiritus Equipo Ciego de Avila Equipo Camaguey Equipo Las Tunas Equipo Holguin Equipo Granma Equipo Santiago de Cuba Equipo Guantanamo 
Adicionar una noticia

Noticias sobre el béisbol cubano

De la agresión a la violencia no media ni un milímetro

Beisbol En CubaEnviado por: 

Fuente: www.granma.cubaweb.cu
De la agresión a la violencia no media ni un milímetro
Robert N. Singer, autor del manual Psicología y deportes, definió a estos últimos así: "... promueven la salud mental, la paz del espíritu, alivian las hostilidades naturales, la agresividad. Reducen la delincuencia y la violencia".

Sin embargo, dos de los términos de esa formulación, agresividad y violencia, se han asociado al deporte como espectáculo, y no son pocas las verdaderas tragedias ocurridas cuando ambos se hacen presentes en los escenarios competitivos.

El 24 de mayo de 1964, en un partido de fútbol, en el estadio nacional de Lima, Perú, entre los equipos de Argentina y la selección local, buscando la clasificación a los Juegos Olímpicos de ese año, un gol anulado, un espectador que saltó al campo, y la policía que lo redujo a golpes, sembraron la semilla de una tragedia. Parte del público invadió el terreno de juego, cundió el pánico y el resultado final fue de 318 personas muertas.

En Heyssel, Bruselas, en 1985, en la final de la Copa de Europa (hoy Champions League) entre el Liverpool y la Juventus hubo 39 fallecidos en su mayoría asfixiados debido a las avalanchas de hinchas contra las vallas provocadas por los ultras de ambos equipos. En Hillsbourg, en 1989, por hechos similares en un encuentro entre el Liverpool y el Nottingham perecieron 96.

La tenista serbia, Mónica Seles, pugnaba por el número uno del mundo con Steffi Graff a principios de los noventa, y el 30 de abril de 1993, en pleno partido, un espectador le clavó un cuchillo por la espalda, que la alejó de las canchas 27 meses.

En el baloncesto, de la NBA, el 19 de noviembre de 2004 hubo un altercado en el partido entre Detroit Pistons e Indiana Pacers, que llegó hasta las gradas. Los jugadores Ben Wallace y Ron Artest fueron los protagonistas de la "bronca" inicial que no fue nada comparado con lo que vino después. Artest, tumbado en la mesa de anotaciones en gesto desafiante, recibió un golpe con un vaso lanzado desde la grada. El jugador de Indiana se dirigió hacia el público y la emprendió a golpes con el aficionado que creyó había arrojado el vaso. Su coequipero, Stephen Jackson, también hizo lo mismo.

¿Estamos exentos en Cuba de estas deplorables y tristes experiencias?

Justo cuando reanudábamos la 53 Serie Nacional, el martes 11 de febrero, un pelotazo, lanzado por el pitcher Vladimir García, ahora refuerzo de Pinar del Río, al villaclareño Ramón Lunar, igual que sucedió el pasado 22 de diciembre con los mismos jugadores, desencadenó la discusión entre ambos, pero con el central bate en mano. Luego vino la agresión del público a la banca pinareña y la respuesta de sus peloteros a la ofensa, lo cual causó la expulsión de uno de los atletas. Afortunadamente, aunque hubo otros bolazos y expulsados, no pasó nada más. Pero si un día la chispa se inflama con el combustible que crean esos malos ejemplos, podríamos llegar a las tragedias mencionadas, las cuales comenzaron por episodios similares.

Así como en la sociedad las personas se rigen por leyes generales de convivencia, en la alta competición también existen un grupo de normativas para garantizar la noble e igualitaria lucha por el triunfo, y son los jueces, árbitros y federativos o directivos, quienes tienen que velar por su cumplimiento. Esas regulaciones permiten diferenciar las acciones tolerables de las excesivas. Cumplirlas, y respaldar a quienes las hacen cumplir es decisivo ya.

Nuestro béisbol arrastra multitudes en una verdadera pasión y tenemos que cuidarlo todos. No puede convertirse en una cámara húngara cada vez que un jugador, entrenador o directivo la emprenda contra una decisión arbitral, o contra otro pelotero. De la agresión a un estado de violencia con consecuencias impredecibles, no media ni siquiera un milímetro.

Y los responsables, entiéndase autoridades deportivas y del deporte en cuestión tienen que regir, con orden y reglamentos (si no los tienen, han de apurarse en hacerlos) y sin contemplaciones de ninguna índole, el desarrollo de cualquier lid. Responsabilidad tienen también el público, las entidades que apoyan al espectáculo y nosotros, los periodistas. Es un asunto tan serio, que requiere de todos, en pos de conservar una de las más importantes conquistas de la Revolución, nuestro deporte y su espectáculo.

No podemos admitir la violencia en nuestras competiciones, y las medidas para evitar manifestaciones de ese tipo han de ser severas y de conocimiento de quienes asistan a la instalación deportiva, conceptualizando lo que no está permitido y las consecuencias para quien cometa una infracción que se considere un acto violento, incluso hasta una premisa de ello. Las medidas deben llegar hasta la suspensión del aficionado o los aficionados, y del estadio, para sumarlas a la derrota del equipo local, lo cual está presente hoy en los reglamentos.

No puede haber mano blanda, porque faltaría entonces la disciplina, la cual es directamente proporcional al triunfo en el deporte o en cualquier esfera de la vida. Tomamos al azar dos ideas sobre tan invocado atributo para ilustrar cuánto de vital tiene esta cualidad: "La disciplina es el mejor amigo del hombre, porque ella le lleva a realizar los anhelos más profundos de su corazón", Madre Teresa De Calcuta, y William Faulkner sentenció: "Para ser grande hace falta un 99 por ciento de talento, un 99 por ciento de disciplina y un 99 por ciento de trabajo."

4 Comentarios:

De la agresión a la violencia no media ni un milímetro: 5.0 de 5.0 basado en 1 votos en 4 comentarios.
Deja tu comentario
ExcelenteJulio Gonzalez Abreu
18 de febrero de 2014 a las 03:10 PM CST
Quiero ser breve y no alargar mis palabras mas allá de lo comentado en el escrito anterior, pero estoy completamente de acuerdo lo cual estamos pasando por una fase de embrutecimiento del ser humano no solo en el deporte sino en la mayoría de los sectores de la sociedad hasta para montar en la guagua. Esa agresividad en la cual no hemos sido capases de ser los promotores de eliminar. Pienso que tenemos que actuar rápido ante estos bochornos, porque no solo a los estadios asisten personas mayores en cambio los niños son los principales seguidores del deporte en equipo y entonces dígame.
0 · Me gusta · No me gusta
 · Denunciar
Aviscampeon
18 de febrero de 2014 a las 03:55 PM CST
Comparto tu critrerio y admiro tu comentario creo que este mal del deporte es un reflejho de la sociedad donde reina la indisciplina vial y social ahora lamentablemente deportiva creo que la CNB debe tomart medidas urgente como lo hace la CVominision NMacional de Boxeo que separa del equipo por terminos indeffinidos a los atletas que cometen indisciplina sea cual se y sea quien sea ejemplos se sobran. QUE VIVA EL DEPORTE, LA ALEGRIA TÇY LA UNIDAD DE LA NACION CUBANA.
0 · Me gusta · No me gusta
 · Denunciar
Carmen
18 de febrero de 2014 a las 05:30 PM CST
Muy bien por tu comentario Julio es verdad que cada dia nuestra poblacion se enbrutece mas, pero creo que en el punto que estamos no hay vuelta atras con esta situacion porque son unos pocos los que piensan como nosotros y esos pocos no podemos hacer nada al respecto, los que pudieran hacer no lo hacen porque ellos no tiene que coger guagua ni andar en la calle, no estan viendo como estan las calles del pais solo se lo imaginan o oyen comentorios pero nada mas.Ahora se comenta sobre la diciplina pero es por lo que paso en el juego de pelota y no se ve entonces que hay problema de indiciplina en todos los centros de trabajo del pais, si alguien piensa que esto se puede cambiar que vaya al porque central de la habana para que oiga los comentarios de las personas que alli se reunen. Espero que algun dia todo cambie.
Por eso es que en Cuba hay muchas personas que no son muy grandes porque no tienen trabajo lo que implica que no pueden tener un 99% de trabajo.
a parte de todo no se dice que el mejor amigo del hombre es el perro.
0 · Me gusta · No me gusta
 · Denunciar
Evandro Hernández López
19 de febrero de 2014 a las 10:50 AM CST
Necesaria coletilla a la “Coletilla de un suceso anunciado”
Periodista Oscar Sánchez Serra:
Luego de leer detenidamente su coletilla de este martes no puedo, como ciudadano cubano, villaclareño, jurista y aficionado al béisbol, mantenerme impasible y dejar de responder a lo que califico de total parcialidad y falta de objetividad periodística en su lamentable trabajo “Coletilla de un suceso anunciado”.
En algo sí estoy de acuerdo, para empezar, TODOS somos responsables de cualquier suceso de este tipo, de los acaecidos y de los que están por acaecer, pero le llamo la atención sobre lo siguiente, Usted como periodista del diario más importante de este país, también debe tener responsabilidad al dar sus criterios, porque no tengo que darle yo una clase de la enorme influencia de la prensa en los estados de opinión del pueblo y las decisiones que se toman a diferentes niveles de dirección gubernamental.
Ante todo, anoche en el Estadio Victoria de Girón de Matanzas, el pelotero Demys Valdés, principal protagonista del suceso aunque Usted lo relegue a la “coletilla de la coletilla”, cometió un delito de Lesiones, ¿Sabe lo que significa eso? ¿Comprende la dimensión de lo que le estoy expresando? Sin embargo, su subjetividad pudo más que el hecho objetivo, y sus increíbles y camaleónicos descargos periodísticos, en lugar de enjuiciar duramente esa conducta, propia de las personas y los barrios más bajos de cualquier parte del mundo y también, por qué no, de este país, prácticamente lo justifican alegando que “se veía venir”. Mire periodista, por mi experiencia en la práctica judicial le puedo asegurar que también “se ven venir“ cientos de casos, fuera del deporte, de agresiones contra la vida y la integridad de las personas por falta de previsión de las autoridades, de tolerancia a algunas conductas evidentemente lacerantes del orden social, por la inacción de instancias estatales y sociales, etc., las que desembocan muchas veces en tragedia, pero nunca he visto que a la hora de enjuiciar hechos violentos se muestre como responsable al supuestamente provocador. Eso lo acabo de leer en su inoportuna “coletilla”, donde de puro milagro ha mencionado el nombre de Demys Valdés, luego de satanizar a Freddy Asiel Álvarez, Ramón Moré, al árbitro Osvaldo de Paula, y no sé por qué extraña razón, canonizar a un Víctor Mesa que no ha sido ejemplo jamás del adecuado comportamiento que debe tener un director dentro de un terreno de pelota. Usted no podrá negar que lo que más se le podía agradecer a Víctor Mesa en ese momento era llamar a la calma de sus jugadores, y evitar la agresión bate en mano que aconteció después, pero no, Usted fue incapaz de sugerir eso en su escrito, porque sabe de sobra que Víctor Mesa no es el mejor ejemplo para educar a esos peloteros luego de tantos desmanes públicos en su haber. ¿O acaso no tiene responsabilidad él como director de preparar a sus jugadores para enfrentar con calma las tensiones derivadas del juego? ¿Por qué no lo dice, por qué no toca con su afilada crítica al “intocable” de la pelota cubana? ¿Quiere qué le diga algo?: la acción que Usted tanto aplaude de advertir al árbitro para que le llamara la atención a Freddy Asiel, simple y llanamente califica como una de las tantas acciones desestabilizadoras del rival que emplea Víctor Mesa en el juego de pelota; eso, sumado a su incapacidad para ocultar sus estados emocionales, fue lo que coadyuvó a exacerbar a sus peloteros. Le digo más, yo espero que Usted estuviese viendo la televisión, para que se percatara de que antes de que saliera Demys Valdés blandiendo un bate cual carga al machete, ya Víctor estaba llegando al home plate, y espero que tenga también la transparencia de hacerle saber al público lector que Usted conoce que el último pelotazo fue propinado precisamente al hijo de Víctor Mesa, lo cual pudo y de hecho desencadenó la furia del director y de paso dio rienda suelta a la de sus pupilos, por un problema simple de familiaridad, análisis que subjetivo al fin lo es menos que el que Usted realiza en toda su “coletilla”
En otro orden, fíjese a qué punto llega su evidente muestras de “parcialidad” periodística, que en el artículo de encima, refiriéndose al pelotazo de Vladimir García sobre Ramón Lunar, el cual Cuba entera sabe (¿Usted vive en Cuba?) que fue intencional, solo se limita a expresar “un pelotazo lanzado por el pitcher Vladimir García, ahora refuerzo de Pinar del Río, al villaclareño Ramón Lunar” para luego significar, de soslayo, el bate en la mano de Lunar, quien en ningún momento dio muestras de que lo pretendía utilizar contra la anatomía del lanzador de marras, pero bueno Usted es el periodista y puede subliminalmente decir lo que quiera; entonces debajo, justo debajo, a unos escasos centímetros, ha afilado su pluma de tal manera que califica sin ambages de “agresión” tres pelotazos lanzados por Freddy Asiel Álvarez. Y yo le pregunto: ¿Usted de verdad sigue nuestro béisbol? ¿No sabe que Freddy Asiel lanza pegado y da muchos, muchísimos bolazos? ¿Usted no vio el pelotazo de Alaín Tamayo contra Dennis Laza? ¿Qué número de dead ball era ya esa noche? ¿Lo calificó de intencional aún cuando sacó de la Serie al artemiseño? ¿Cómo ahora va a venir Usted con lecciones de intencionalidad? ¿Aplicó el mismo rasero contra Vladimir García y otros tantos? ¿Quién le otorgó el derecho de manejar a su antojo los hechos, y decir de manera desatinada que “agresiones” como la de Freddy Asiel terminan en violencia, culminando con una frase edulcorada y fuera de lugar como “incluso hasta entre compañeros”? ¿Qué compañeros ni qué ocho cuartos? Fíjese bien, le reitero, Usted está dando como causa desencadenante y justificante de un delito de Lesiones un pelotazo que Usted y solo Usted, ah y Víctor Mesa, califican de intencional, claro porque ambos telepáticamente leyeron el pensamiento del pitcher que más pelotazos propina en Cuba. Periodista, entienda de una vez que hacer descargos de esa naturaleza es gravísimo, al parecer Usted en su barrio, o en el trayecto de su casa a la redacción del periódico no ha visto nunca una riña donde una persona lesiona o mata a otra porque el agredido le dijo algo que no le gustó, o le debía dinero, o se acostaba con su mujer, vaya usted a saber. Pero quizás sí ha visto sucesos de ese tipo, o los ha conocido, y seguramente no encontraría lógico que las personas culpen del hecho al occiso o lesionado, solo porque le debía dinero, se acostaba con la mujer del otro o lo ofendió. Cualquier persona con un mínimo de justicia, equidad y sentido común diría que NADA justifica tamaña agresión. Aplique ese caso, salvando las distancias, al ocurrido anoche en el Estadio Victoria de Girón, y piense si su enfoque periodístico está correcto.
Por añadidura, y siguiendo con el análisis de sus desafortunadas ideas, Usted pide una anticipación de Moré a la jugada, por favor, no nos trate de tomar más el pelo, si quiere criticar a Ramón Moré busque otro pretexto, respóndase las preguntas que le hice en el párrafo anterior y si esta vez es sincero consigo mismo se dará cuenta de que un director no tiene que extraer a su mejor lanzador del box solo porque dé varios bolazos. Si el ambiente estaba caldeado todos sabemos quién es el principal “caldeador” de ambientes de la pelota cubana, ¿o ya se le olvidó la olímpica perreta que dio Víctor Mesa por las congas del Sandino en el Play Off final de la Serie pasada?
Pero a Usted no le bastó con culpar a Freddy Asiel Álvarez, sino que arremetió mucho más contra él. ¿Quién es Usted para desacreditar a nadie por dar pelotazos que solo Usted y Víctor Mesa los consideran intencionales? ¿Hizo lo mismo con Vladimir García? ¿Lo rebajó tanto como al corralillense? ¿Cómo se atreve a utilizar las páginas de ese importante diario para expresar que una persona, cualquiera que sea, tiene la ética resquebrajada, solo porque Usted lo piensa? ¿Incluso a culpar a sus profesores? Mida bien sus palabras, y verá que nunca un periodista había hecho trizas de esa manera la imagen de un deportista, y mire que hay deportistas que han cometido horrores en el deporte revolucionario. Aterrice de una vez a la realidad, sobre todo porque de lo que se trata es de que un pelotero del equipo Matanzas, ante las cámaras de la televisión, y ante la mirada estupefacta de cubanos y de tantos que siguen el béisbol nacional fuera de nuestras fronteras, ha salido a caerle a batazos a quien se le interpusiera. Pero no, eso Usted lo justifica, o por lo menos lo deja en un tercer o cuarto plano. Lea y relea su artículo por favor, apele a su sentido común. “Coletillas” como esta solo tergiversan los hechos, desplazan la atención hacia lo que le conviene al periodista. Comprenda que muchas personas no vieron el incidente y hoy se están enterando por lo que Usted escribió. Medite si lo expresado es exactamente lo que sucedió, y si sus enfoques son puramente objetivos de verdad. Lamentablemente pienso que NO, NO y mil veces NO. Lo que convierte al artículo en cuestión en un acto periodístico de doble rasero, irresponsable, anárquico. Coletillas como esa solo sirven para confundir a las personas, hacerse cómplice de las ideas de otro, manipular vergonzosamente la opinión pública, viciar la decisión que deben tomar las autoridades al respecto, y sobre todo, ENGENDRAR MÁS VIOLENCIA.
0 · Me gusta · No me gusta
 · Denunciar

Debes Iniciar sesión o Regístrate!!! para votar

( click en este cuadro para cerrar )

No puedes votar elementos creados por ti

( click en este cuadro para cerrar )

Has agotado tus 20 votos para 24 horas

( click en este cuadro para cerrar )

Debes tener +10 de Reputación para votar

( click en este cuadro para cerrar )

Debes Iniciar sesión o Regístrate!!! para denunciar

( click en este cuadro para cerrar )

No puedes denunciar elementos creados por ti

( click en este cuadro para cerrar )

Has agotado tus 10 denuncias para 24 horas

( click en este cuadro para cerrar )

Debes tener +10 de Reputación para denunciar

( click en este cuadro para cerrar )

Ya denunciastes este elemento

( click en este cuadro para cerrar )

Motivo de la denuncia:

 
 
 
 

Deja tu comentario:

BeisbolEnCuba.com se reserva el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan un lenguaje inadecuado, spam u otras conductas no apropiadas.
*Tu nombre:
Tu correo: [No será publicado]
Evaluación:                   
*Tu comentario:
 
BeisbolEnCuba.com es un proyecto desarrollado con la idea brindar información sobre la Serie Nacional de Béisbol en Cuba. Incluiremos el calendario de los juegos, los resultados diarios, estadísticas, noticias, reportajes y mucho más. Ofrecemos un foro de discusión para que los usuarios publiquen sus ideas, opiniones o comentarios de la Serie, los juegos o sus estrellas favoritas. Disponemos de otros servicios interactivos como la opción de pronosticar los juegos o participar en los Concursos y Encuestas sobre la Serie Nacional y el Béisbol Cubano. Nuestro equipo de desarrollo web está trabajando constantemente en la mejora y ampliación de nuestros servicios por lo que te invitamos a visitar nuestra web frecuentemente.