Equipo Pinar del Rio Equipo Industriales Equipo Artemisa Equipo Mayabeque Equipo Isla de la Juventud Equipo Matanzas Equipo Cienfuegos Equipo Villa Clara Equipo Santi Spiritus Equipo Ciego de Avila Equipo Camaguey Equipo Las Tunas Equipo Holguin Equipo Granma Equipo Santiago de Cuba Equipo Guantanamo 

Foros / Serie Nacional de Béisbol

Cuando los números hablan

Cuando los números hablan Creado por Boris Manuel Fernandez Avm (Experto, Mensajes: 13640)
8 de julio de 2019 a las 10:33 AM CDT
Treinta años después del retiro del deporte en activo y con más de seis décadas de vida, Rogelio García Alonso todavía muestra una fortaleza física impresionante, condición que junto a su inteligencia lo llevaron a convertirse en uno de los mejores lanzadores de la historia de la pelota revolucionaria, a pesar de que su carrera estuvo lastrada por lesiones que atentaron contra su brazo derecho.

Si Leonardo Padura y Raúl Arce aseveraron en su libro El alma en el terreno: estrellas del Béisbol, que para Rigoberto Betancourt (548 propinados en 536 entradas) ponchar era una fiesta, para el conocido como Ciclón de Ovas era un carnaval: 2 509 veces dejó con la carabina al hombro a bateadores rivales en 2 628 innings, y en 13 ocasiones fue el líder de ese apartado en series nacionales y selectivas. Nadie, desde entonces ha podido superar su acumulado histórico.

En nuestros clásicos nacionales sus estadísticas van más allá de los ponches: ganó 203 juegos y perdió 101, trabajó para 2.38 de promedio de carreras limpias por juego y en 57 ocasiones consumó lechadas, mientras el average en contra fue de 208, todas estas hazañas en la etapa del bate de aluminio. Por si fuera poco, en 1978 logró la triple corona de pitcheo.

Con la selección nacional, Rogelio solo sufrió una derrota y salió sonriente en 39 oportunidades, a pesar de que en algunos eventos le fue esquivo el juego decisivo o vino a relevar, cuando la lógica indicaba que era un pitcher de aperturas. Es cuatro veces campeón mundial y doble titular en juegos panamericanos; asimismo, fue elegido por votación popular entre los 100 atletas del siglo XX en Cuba.

“Me gustaba batear y jugar la primera base, pero a los rompimientos no le daba de ninguna forma, hasta que José Joaquín Pando me planteó que yo era pitcher”, dice y me percato de que, por suerte para nuestro béisbol, su idilio en el cajón no duró mucho.

Para Rogelio no todo ha sido felicidad: hace algún tiempo lamentó la pérdida de uno de sus tres hijos, suceso que nunca olvidará mientras viva y así me lo hace saber, Rogelito, el que siguió el camino de su padre y se encaramó en la lomita en las nacionales. De este, me dice el “Ciclón”, que no tuvo las oportunidades que merecía, su curva era la de Changa, pero a la derecha.

¿Rogelio cómo recuerda que fueron sus inicios en la pelota?

“Comencé desde temprana edad, con José Cheo Díaz, el único entrenador que tuve antes de Pando. Mira, el terreno quedaba detrás de la escuela y mis padres me iban a buscar al terreno y hasta me peleaban porque le dedicaba mucho tiempo al béisbol. Curiosamente nunca estuve en la Eide, solo un año en la Academia Provincial.

“También debo decirte que practiqué atletismo, el disco y la jabalina, en la que tuve durante mucho tiempo el récord provincial escolar, pero la verdad es que mi pasión era la pelota. Estudiando en el tecnológico Tranquilino Sandalio de Noda en Pinar del Río integré un equipo de juveniles que fuimos a Camagüey y recuerdo que mis padres me fueron a buscar a la escuela y le dijeron que estaba en esa región, imagínate lo que fue aquello”.

Debuta en un sotanero equipo de Vegueros.

“En mis inicios en las nacionales tuve que empezar en juegos desproporcionados, escenario que no le gusta a los lanzadores de hoy, pero así fue que me emplearon y mi asunto era lanzar, ganar en experiencia, porque mi meta era establecerme y me hacía la idea que el juego estaba empatado a cero”.

¿Cómo recuerda el primer título nacional con Vegueros?

“Bueno, ese año 1978 fue uno de los más felices de mi carrera al ganar un torneo nacional por primera ocasión y muy difícil a la vez, pues la mayor responsabilidad cayó en mi brazo, de ahí que mi carrera no fue larga, ya que lanzaba dos veces a la semana durante 15 temporadas.

“Volviendo a tu pregunta, hacía tiempo que se esperaba un gran salto en el béisbol pinareño, y en esa campaña llegó, no debo dejar de agradecer el papel de José Miguel Pineda en este campeonato”.

Sin embargo, en la Selectiva de ese año pierde el juego final contra Las Villas y soporta el jonrón de Cheíto Rodríguez en el “Latino”.

“La prensa ha sido en gran medida la culpable de que se recuerde más el jonrón de Cheíto, que el hecho de que en esa Selectiva logré la triple corona de pitcheo. Claro, el de Cheíto se recuerda mucho menos, pero el de Marquetti lo mencionan con relativa facilidad.

“Pregunta a ver si Rogelio García ha salido recientemente en Confesiones de grandes o En mi béisbol, dos programas de gran popularidad en el público cubano, solo se me menciona en lo negativo, cuando fui víctima de algún bateador y por qué no en los momentos de héroe, que fueron más ocasiones. Pero la verdad es que me siento muy satisfecho con mi carrera, mis números hablan”.

Y el otro bambinazo famoso, el de Marquetti, al igual que con Cheíto fue en el “Latinoamericano”.

“Voy a ser sincero, ese fue el momento más triste de mi carrera. En Pinar del Río había empatado la subserie final, y en realidad no tenía ni siquiera que viajar para La Habana, pero me fui sin estar en rotación, y en el quinto inning vine de relevo hasta el 14. Ya estaba sin fuerza en el tenedor y Juan Castro me lo pidió, pero tenía hasta los dedos cansados en ese instante, no es por culpar a ese gran receptor, entonces tiré y se me quedó alto. A esa altura del juego estaba muy agotado, la confianza no era la misma”.

¿Cuándo ocurre su primera lesión?

“En 1983, después de la victoria que obtuve en la final contra Estados Unidos en los Panamericanos de Caracas. Ese equipo, déjame recordarte lo integraban Mark McGwire, Tino Martínez, Robin Ventura, entre otros, un equipazo de los mejores y les propiné 18 o 19 ponches en ese juego. Entonces, cuando regresé a Cuba me alejé de los entrenamientos y ahí ocurre mi primera lesión, porque no me preparé para la próxima Serie.

“Mi recuperación se la debo en gran medida a José Manuel Cortina, a quien incluso le dije que si no estaba en buena forma me iba retirar del deporte. Luego de esa lesión vine en mejores condiciones y hasta perfeccioné mi tenedor, pues al ser ponchador debía reunir varios recursos”.

¿Entonces, a partir de ese momento alcanza su mejor forma deportiva?

“Sin duda, aunque solo lancé en cinco temporadas más; pero si analizas mi carrera te percatarás que en 12 o 13 años obtuve el grueso de mis victorias y ponches, lo que sí a raíz de mi recuperación me convertí casi en invencible, si pasaba de la primera entrada era al seguro la victoria”.

¿Por qué su carrera con la selección nacional ha sido llevada a un segundo plano?

“Creo que en ese sentido se me discriminaba o no se confiaba en mí, porque al principio en la etapa de Servio Borges como director del equipo Cuba, el único lanzador que se tenía para los llamados momentos grandes era Braudilio Vinent, a mi juicio uno de los grandes de la pelota cubana. Lo que sucedió fue que al llegar Pineda a la dirección del Cuba, se me dio más protagonismo y no lo hice quedar mal, por ejemplo, para esa final de los Panamericanos de 1983 estábamos preparados los dos y fui el elegido”.

¿Perseguías el ponche o salía de forma espontánea?

“Lo que pasa es que en una etapa yo veía el ponche como un disfrute y más cuando los estadios se encontraban llenos, era algo equivalente al batazo de los jugadores. Me acuerdo que al matancero Pablo Hernández le di cuatro y lo curioso fue que ni de foul conectó en ese juego”.

¿Alguna injusticia de que fue víctima como atleta?

“En 1982, cuando ganamos la Se-lectiva y nos encontrábamos celebrando en la playa de Bailén dan a conocer la preselección a los Centroamericanos de La Habana, como llegamos tarde nos dicen que no hacíamos falta en el equipo. Junto a mí se la hicieron a Urquiola, Juan Castro y hasta a Casanova, y al final el equipo nacional no se tituló campeón de ese torneo”.

¿Por qué deja el deporte a los 33 años?

“Simplemente porque vino la segunda lesión, el batazo de Arístides Dueñas cuando la bola me golpeó el brazo de lanzar y mi velocidad ya no iba a ser la misma. Esos bateadores que dominaba y siempre estaba arriba de ellos en el conteo me serían difíciles de someter, bueno, hasta Álvarez Cambra quería hacerme la Tommy John y el profe Cortina me manifestó su disposición de ayudarme nuevamente, pero no quise y me retiré para dejar mis numeritos bien claros”.

¿Qué diferencias notas entre el pitcheo de su época y el actual?

“En mis años de lanzador, los entrenadores te daban independencia para que decidieras junto al receptor qué lanzamientos tirar, no era como se ve ahora que las señas te las dan del banco, algo que no deja desarrollar el pensamiento táctico del pitcher. Además, antes se lanzaba pegado al bateador y ahora solo se pitchea para la zona de afuera, aspecto que daña a nuestra pelota. Sin contar que, al igual que muchos de mi generación, entrenábamos hasta que se tuviera fuerzas, en ese sentido José Joaquín Pando era muy exigente”.

¿Rogelio qué fue de su vida luego del retiro?

“En 1989 me mandaron para Perú y en esa nación estuve cuatro años enseñando béisbol. Después estuve de colaborador en Italia, Japón y luego en Panamá, donde llevo ya nueve años de trabajo”.

“Mientras, en las series nacionales he entrenado a tres conjuntos: a Pinar, Matanzas e Industriales, hasta que tomé la decisión de jubilarme como entrenador. Sí te puedo afirmar que nunca me interesó dirigir un conjunto, prefería preparar a mis colegas lanzadores.
0 · Me gusta · No me gusta
 · Denunciar
Cuando los números hablanBoris Manuel Fernandez Avm (Experto, Mensajes: 13640)
8 de julio de 2019 a las 10:34 AM CDT
Buenos días a todos, números para respetar y en la época de Bate de Aluminio.
0 · Me gusta · No me gusta
 · Denunciar
Cuando los números hablanEl Cubiche (Experto, Mensajes: 1429)
8 de julio de 2019 a las 02:25 PM CDT
Buenas Boris. Para mi entre los 3-4 primeros pichers de Cuba en toda la historia.

Pero siempre sera recordado por los jonrones de Cheito y Marquetti. Lo que la gentes nos se dan de cuenta que el picheo esos dos juegos con 3 y 2 dias de descanso nadamas.

Por esas cosas fue que le reventaron el brazo, dos veces.
0 · Me gusta · No me gusta
 · Denunciar
Cuando los números hablanRaul (Experto, Mensajes: 116)
8 de julio de 2019 a las 04:06 PM CDT
Ni tampoco se acuerdan de la cantidad de veces que poncho a Cheito y a Marquetti
0 · Me gusta · No me gusta
 · Denunciar
Cuando los números hablanJosé (Experto, Mensajes: 364)
8 de julio de 2019 a las 04:28 PM CDT
Demoraremos en volver a contar en nuestro beisbol con lanzadores de ese nivel, de los que salian al seguro, hoy ni Lázaro Blanco, con lo mermado que está el bateo de los equipos, sale al lanzar con la probabilidad de casi un 100% en la victoria, Rogelio, Vinent, Julio Romero, Jesús Guerra EPD, Lázaro Valle, José Ibar, más acá Contreras, el Duque, Lazo, contra bates de aluminio y tremendas tandas de batedores, es verdad que a Rogelio lo recuerdan más por los jonrones de Cheito y Marqueti que por sus más de 200 victorias y sus más de 2500 ponches y por su tenedor imbateable que a todo bateador en dos strike Juan Castro se lo pedía contra el suelo y era ponche al seguro.
0 · Me gusta · No me gusta
 · Denunciar

Debes Iniciar sesión o Regístrate!!! para votar

( click en este cuadro para cerrar )

No puedes votar elementos creados por ti

( click en este cuadro para cerrar )

Has agotado tus 20 votos para 24 horas

( click en este cuadro para cerrar )

Debes tener +10 de Reputación para votar

( click en este cuadro para cerrar )

Debes Iniciar sesión o Regístrate!!! para denunciar

( click en este cuadro para cerrar )

No puedes denunciar elementos creados por ti

( click en este cuadro para cerrar )

Has agotado tus 10 denuncias para 24 horas

( click en este cuadro para cerrar )

Debes tener +10 de Reputación para denunciar

( click en este cuadro para cerrar )

Ya denunciastes este elemento

( click en este cuadro para cerrar )

Motivo de la denuncia:

 
 
 
 

Publicar nueva respuesta

No has iniciado sesión. No puedes publicar temas o respuestas. Por favor inicia sesión o registrate para poder publicar.
BeisbolEnCuba.com es un proyecto desarrollado con la idea brindar información sobre la Serie Nacional de Béisbol en Cuba. Incluiremos el calendario de los juegos, los resultados diarios, estadísticas, noticias, reportajes y mucho más. Ofrecemos un foro de discusión para que los usuarios publiquen sus ideas, opiniones o comentarios de la Serie, los juegos o sus estrellas favoritas. Disponemos de otros servicios interactivos como la opción de pronosticar los juegos o participar en los Concursos y Encuestas sobre la Serie Nacional y el Béisbol Cubano. Nuestro equipo de desarrollo web está trabajando constantemente en la mejora y ampliación de nuestros servicios por lo que te invitamos a visitar nuestra web frecuentemente.